Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La «Casa Blanca» de 7 millones de dólares del ex Presidente Enrique Peña y su ex esposa, Angélica Rivera, está por olvidarse jurídicamente.
José Gabriel Carreño Camacho, el ex subsecretario de la Función Pública que «perdió» el expediente del caso ya no está sujeto a proceso por el caso de la mansión cedida por Armando Hinojosa, amigo y constructor favorito en el Gobierno de Peña.
Un juez le concedió a Carreño la suspensión del proceso que enfrentaba por el delito de ejercicio indebido del servicio público.
Ahora Carreño concluirá su proceso sin ser sentenciado, bajo una serie de condiciones dictadas por el juez y un plan de reparación del daño.
La Fiscalía General de la República (FGR) imputó a Carreño Camacho por su omisión ante la sustracción del expediente de la casa en Lomas de Chapultepec que ocupaban Angélica Rivera, Enrique Peña Nieto y los hijos de ambos.
Funcionarios federales cercanos al proceso indicaron que el ex subsecretario libró la imputación durante una audiencia ordenada por la magistrada Isabel Porras Odriozola, titular del Tercer Tribunal Unitario Penal en la Ciudad de México, para reponer el procedimiento y darle ese beneficio.
En un fallo previo, otro juez le había negado la suspensión del proceso mediante una reparación del daño, debido a que no se cubrían dos de los tres requisitos legales para otorgarle ese beneficio.