El día de hoy, se jugaron, en las Instalaciones del complejo Bravo, los partidos pendientes de la primera jornada entre Necaxa y Bravos en las categorías Sub-18 y Sub-20, ambas escuadras cayeron por marcador de 3-2 y 5-3, respectivamente. Para el partido de la Sub-20, Gabriel Simón mandó al terreno de juego a Rubén Castellanos, José González, José Ruíz, Noé Maldonado, Waldo Madrid, Diego Gómez, Luis Navarro, Alejandro Andrade, Axel García, César López y Bryan Casas.
El partido comenzó con ambas escuadras tratando de adaptarse a las malas condiciones en las que se encontraba el terreno de juego, por lo que el buen manejo del balón fue una situación complicada. Los primeros en encontrar el ritmo del partido fueron los de Aguascalientes, ya que, desde el minuto 11′, José González anotaría el primero para los Rayos. La ventaja duraría muy poco, puesto que, al minuto 16, los de casa igualarían las cosas en el partido. Tras las anotaciones, el partido se volvió muy ríspido y sin acciones claras de gol; fue hasta los minutos finales de la primera parte que los locales anotarían de nueva cuenta para irse al descanso con la ventaja de 2-1 en el marcador.
Para la segunda mitad, los de Aguascalientes saltaron muy intensos en la búsqueda del empate, oportunidad que llegaría de manera casi momentánea a través de un tiro penal, que desafortunadamente fallarían los Rayos. Los juveniles de Necaxa continuaron con la búsqueda del gol y, al minuto 53′, Brian Casas anotaría el empate que los metería de nueva cuenta en el partido. Los minutos transcurrieron y las acciones vinieron a menos, el cansancio se hizo presente y, para el minuto 80′, los de Juárez anotarían mediante un contragolpe y se adelantarían nuevamente en el marcador. El encuentro culminaría con ventaja de 3-2 para los de la frontera. Para el encuentro de la Sub-18, el estratega Guadalupe Ramos alineó a Axel Quiroz, José López, Ángel Rodríguez, Carlos Aguilera, Luis Alonso, Josué Zazueta, Cristian Vázquez, Fermín Pérez, Roberto Rodríguez, Rogelio Cortés y Oliver Cruz. Los de Aguascalientes saltaron al terreno de juego muy apáticos, cosa que los locales aprovecharían y, al minuto 11′, se adelantarían en el marcador; la respuesta necaxista llegaría en el minuto 24′, con el gol de Josué Zazueta. Para el minuto 38′, los locales ya habrían anotado en dos ocasiones más ampliado notablemente su ventaja ante los Rayos. Tras los goles, los juveniles de los Rayos reaccionarían y anotarían de nueva cuenta en los pies de Rogelio Cortés y para los minutos finales de la primera mitad, llegaría el empate para la oncena necaxista con un gran gol de Fermín Pérez que cerraría las acciones del primer tiempo. En la segunda mitad, los Rayos se fueron de lleno al ataque, buscando tener la posesión del balón y descuidando por momentos su zona defensiva, situación que los locales aprovecharon y anotarían por cuarta ocasión. Tras el gol, el partido se cerró en el medio campo con unos Bravos defendiendo su ventaja a toda costa y con unos Rayos que estuvieron buscando por todos los medios el gol del empate. El partido transcurrió y los juveniles de los Rayos comenzaron a mostrar cansancio por el gran esfuerzo físico realizado y, para los minutos finales del partido, los de la frontera anotarían una vez más finiquitando con esa anotación el partido. El encuentro terminaría con marcador de 5-3 en favor de los locales.

¡Participa con tu opinión!