La suspensión de los servicios en el Registro Público de la Propiedad a consecuencia del intento de hackeo sufrido desde la semana pasada, ocasionó pérdidas millonarias para el sector inmobiliario en Aguascalientes.
El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), René Treviño Cortés, pidió que después de la amarga experiencia, las autoridades estatales den a conocer las afectaciones reales en busca de que sean fortalecidos sus sistemas informáticos.
Treviño Cortés explicó que las pérdidas ascienden a más de 300 millones de pesos, tomando en cuenta que por día se dejaron de hacer desde el pasado 20 de febrero y hasta la fecha, alrededor de 54 operaciones de compraventa de vivienda que significaban transacciones de 45 millones de pesos al día.
Según Treviño Cortés, de manera mensual ante el Registro Público de la Propiedad se realizan alrededor de 1,200 operaciones en su tipo. Agregó que el sector inmobiliario significa para las administraciones municipales el primer cliente a consecuencia del pago del impuesto predial, mismos que generan 10 mil pagos al año.
De acuerdo al Gobierno del Estado, los servicios en esa dependencia reanudarán actividades el próximo lunes. “Ojalá salga un sistema más fortalecido para el Registro Público y todos los sistemas que el Gobierno maneja. Ahora sí le echamos porras al Gobierno para que todo se reanude como lo ha anunciado”, resaltó.