La actividad de las empresas de control de plagas también se ha visto severamente afectada con el cierre de hoteles, restaurantes y demás giros, y aunque también se dedican a desinfectar y a sanitizar, ello es insuficiente para poder resarcir las pérdidas, así lo reconoció el vocero de Asociación de Controladores de Plagas, Miguel Ángel Patiño. El especialista comentó que la actividad de los controladores de plagas ha disminuido hasta en un 35%, luego de que empresas y comercios han hecho recortes en gastos. “Ahorita es política de muchas empresas, mantener lo vital para conservar la fuente de empleos” comentó a El Heraldo