La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros advirtió ayer que el consumo de tabaco no sólo daña la salud, sino que representa un gasto hormiga en las finanzas personales, donde muchas personas probablemente no se han percatado de esa realidad.
Ignacio Villanueva Chávez, subdelegado de la Condusef, señaló que este tipo de desembolsos se caracterizan por ser pequeños, casi invisibles, pero que al juntarlos representan una cantidad considerable en contra del bolsillo de cada consumidor.
Luego, puso un ejemplo de una persona con 39 años y que desde los 19 comenzó a fumar. Actualmente consume siete cigarros al día, tomando en cuenta que cada cigarro cuesta 5 pesos, entonces basta sumar para saber cuánto se ha gastado en los últimos 2, 6, 8 y 10 años.
Durante dos años consumió 4 mil 704 cigarros, lo que se traduce en 23 mil 520 pesos. Durante 6 años, consumió 14 mil 112 cigarros, lo que equivale a 70 mil 560 pesos. Durante 8 años, consumió 18 mil 816 cigarros, es decir 94 mil 80 pesos. Y durante 10 años consumió 23 mil 520 cigarros, siendo 117 mil 600 pesos gastados.
CIFRAS. En México el 17.6% de la población de entre 12 y 65 años fuma tabaco. Esto corresponde a 14.9 millones de fumadores.