Azucena Vásquez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 31-Jul.- Los transportistas de carga han perdido mil millones de pesos por robos a camiones en carreteras entre enero y julio.
De acuerdo con la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), dicha pérdida es mayor en 400 millones de pesos a la registrada en todo 2016 la cual ascendió a 600 millones de pesos.
«(Esto) porque calculamos que en el 50 por ciento de los robos no se recupera ni el remolque ni el tractocamión», aseguró Rogelio Montemayor, presidente nacional del organismo.
Aclaró que no existe una estadística oficial, pero el gremio tiene este estimado con base en la información proporcionada por empresas que han sufrido hurtos.
De enero a junio de este año, se han documentado mil 354 robos a transporte de carga, 104 por ciento más que en igual periodo de 2016, según estadísticas del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Montemayor señaló que a la cifra de los casi mil millones de pesos tendría que añadirse otra afectación económica provocada por la imposibilidad de volver a usar el camión robado para otros servicios, aunque sobre ello no hay una proyección.
Alertó que si el robo a camiones de carga no es tratado como delito del fuero federal, pronto se incrementarán los costos del servicio de trasporte ante mayores medidas de seguridad implementadas que requieren recursos.
El incremento podría ser de hasta el 12 por ciento y en el mediano plazo podría afectar al costo final de los productos que son trasladados, anticipó.
Por eso, destacó el líder gremial, es importante considerar este problema como un daño para más sectores y no solo para el de transporte.