Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-La escasez de combustible en el País se ha convertido en una “amenaza nacional” que podría significar una pérdida neta total del Producto Interno Bruto (PIB) de 23 mil 600 millones de pesos, estimó Citibanamex.
En una nota especial titulada “México, interrumpido”, indicó que el problema representa la primera gran crisis que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe enfrentar.
“Suponiendo que las condiciones vuelvan a la normalidad en los próximos días, estimamos una pérdida bruta en el PIB atribuida a la escasez de combustible de alrededor de 39 mil millones de pesos. Además, asumimos una recuperación de 13 mil millones de pesos para fines de enero y otros 3 mil millones en el siguiente mes. En consecuencia, la pérdida neta total del PIB es de 23.6 mil millones de pesos o alrededor de 0.1 pp (puntos porcentuales) del PIB”, explicó.
No obstante, añadió, los impactos se intensificarían cuanto más tarde en reanudarse el servicio normal.
“Para nuestras estimaciones, hemos asumido que el número de estados afectados permanece constante y con un impacto que dura como máximo 17 días. En este escenario particular, el efecto, si la situación actual dura 45 días, implicaría un impacto de 0.3pp del PIB”, detalló.
La institución refirió que un componente clave de la respuesta del Gobierno al huachicoleo consistió en el cierre de los ductos de gasolina en todo el País, particularmente en las regiones centro y centro-oeste, donde más prevalecen los informes sobre el robo de combustible.
Sin embargo, subrayó, el problema es que la capacidad de almacenamiento es bastante limitada, de alrededor de 3 días-inventario.