MONTERREY, N. L.- Después de un proceso largo de hospitalización y recuperación a causa de la COVID-19, Lalo Mora empieza a retomar su vida, ahora mucho más delgado.
El cantante perdió más de 20 kilos en esta batalla, pero va en franca mejoría.
El pasado fin de semana el intérprete volvió a su rancho, en China, Nuevo León. Su familia está feliz al verlo poco a poco retomar las actividades que tanto le apasionan.
“El Rey de Mil Coronas” estuvo un mes hospitalizado enfrentando una fuerte batalla contra la enfermedad.
“Está bien, gracias a Dios. Quedó débil, bajó veintitantos kilos, la verdad no sé, tal vez unos 25 kilos. Perdió mucho peso. Sus músculos quedaron débiles, pero se está recuperando”, afirmó Esmeralda Mora, su hija.
Agregó que ya está comiendo muy bien, incluso pidió cabrito, asado y mariscos.
“Con vitaminas, medicamento y comiendo muy bien se está reponiendo”, indicó Esmeralda.
Lalo, de 73 años, fue internado por problemas para respirar el 16 de agosto en el Hospital San José, donde permaneció 24 días. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)