Miguel Martínez Rubio, presidente del Sistema Producto Guayaba del Estado de Aguascalientes, informó que prevén un arranque de ciclo de cultivo complicado a consecuencia del incremento inflacionario. Así, a 30 días de iniciar el nuevo ciclo de cultivo, los agricultores de Calvillo se encuentran a la expectativa de tener o no una cosecha redituable.
Si bien el producto tiene un mayor precio, las ganancias podrían perderse con los incrementos en combustible, fertilizantes y mano de obra. “Se prevé complicado el arranque del ciclo, porque tenemos incrementos de más del 100% en fertilizantes con respecto al ciclo anterior y todo esto nos va a perjudicar en el rendimiento”, explicó Miguel Martínez.
Aunado a ello, Martínez Rubio detalló que los productores no cuentan con ningún apoyo por parte de Gobierno Federal. “Están muertos los apoyos, vamos para tres años donde el sector guayaba y los demás no reciben ningún apoyo”, expresó. En contraste, el Gobierno del Estado ha buscado un acercamiento con los productores para dotarlos principalmente de maquinaria, aunque esto no sea suficiente.
“Hemos tenido pláticas con la nueva administración y se nos ha prometido la continuidad y expansión de los programas que han sido exitosos”, dijo el presidente del Sistema Producto Guayaba. Entre los programas que seguirán vigentes durante la administración de Tere Jiménez está la reconversión y el apoyo en comercialización.

Miguel Martínez Rubio, presidente del Sistema Producto Guayaba del Estado de Aguascalientes, informó que prevén un arranque de ciclo de cultivo complicado a consecuencia del incremento inflacionario. Así, a 30 días de iniciar el nuevo ciclo de cultivo, los agricultores de Calvillo se encuentran a la expectativa de tener o no una cosecha redituable.
Si bien el producto tiene un mayor precio, las ganancias podrían perderse con los incrementos en combustible, fertilizantes y mano de obra. “Se prevé complicado el arranque del ciclo, porque tenemos incrementos de más del 100% en fertilizantes con respecto al ciclo anterior y todo esto nos va a perjudicar en el rendimiento”, explicó Miguel Martínez.
Aunado a ello, Martínez Rubio detalló que los productores no cuentan con ningún apoyo por parte de Gobierno Federal. “Están muertos los apoyos, vamos para tres años donde el sector guayaba y los demás no reciben ningún apoyo”, expresó. En contraste, el Gobierno del Estado ha buscado un acercamiento con los productores para dotarlos principalmente de maquinaria, aunque esto no sea suficiente.
“Hemos tenido pláticas con la nueva administración y se nos ha prometido la continuidad y expansión de los programas que han sido exitosos”, dijo el presidente del Sistema Producto Guayaba. Entre los programas que seguirán vigentes durante la administración de Tere Jiménez está la reconversión y el apoyo en comercialización.

ADIÓS GUAYABOS. La crisis para los productores no es nueva. Desde hace varios años, algunos agricultores abandonaron 10 mil hectáreas de parcelas. “Llegó el momento donde bajó a 6 mil, ahorita calculamos que andamos sobre las 5 mil hectáreas en guayaba”, mencionó Martínez Rubio. Lo anterior fue el resultado de la reconversión y de la decisión de los productores por cultivar en espacios más pequeños para gastar menos recursos.