Tras señalar que más de catorce millones de adultos en México no tienen un préstamo, crédito o tarjeta de crédito porque no cumplen con los requisitos solicitados, el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, llamó a la población a enterarse primero qué implica ser aval de alguien antes de otorgar el sí a la persona que desea acceder a un financiamiento.

Para que una institución financiera otorgue un crédito debe realizar un estudio a la gente que lo solicita, a fin de verificar que podrán pagar el monto del dinero prestado y exista la garantía de que cumplirá con el contrato. Si detecta una insuficiencia económica o falta de patrimonio como garantía sobre el crédito, entonces solicita un aval.

Villanueva Chávez precisó que si alguien ya dio el sí para fungir como aval, la mejor recomendación es que se mantenga informado sobre la deuda, involucrarse lo más que se pueda, preguntar al avalado sobre su situación económica y periódicamente cerciorarse de que está haciendo correctamente las cosas, para que ninguno de los dos tenga problemas.

El subdelegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros indicó que esta figura se hace presente en un contrato, oficio, título de crédito u otro instrumento en el que se establece el compromiso de la persona que se presta como aval. En otras palabras, se responsabiliza a cumplir con la obligación financiera del deudor en caso de que éste, por alguna razón, no pueda pagar el crédito otorgado.

“Por ello es crucial conocer todo de esa persona que les pide ser su aval, llámese familiar, amigo o conocido. Hay que verificar que sea alguien responsable y formal, investigar sus hábitos de pago al preguntar a otras personas sobre su comportamiento. También se deben informar sobre el tipo de crédito que el avalado va a contratar. Tomen en cuenta que la deuda podría llegar a ser propia y deben estarse informado sobre los detalles por cualquier contingencia que llegara a presentarse”.

Otro factor primordial es tener solvencia económica. Deberán estar preparados en caso de que el avalado necesite ayuda con su préstamo y así evitar problemas. Además, se deben tener ingresos estables y no tener deudas gravosas para que puedan ayudar al avalado en caso de que lo necesite, sugirió finalmente.

¡Participa con tu opinión!