A partir del 1º de enero el SAT endurecerá sus acciones hacia los contribuyentes a fin de cohibir las prácticas de compras de facturas mediante el bloqueo o restricción del uso de Certificados de Sellos Digitales, así lo dio a conocer el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.

El especialista comentó que como parte de la Reforma Fiscal para el año 2021 el Congreso de la Unión aprobó modificaciones al Artículo 17H del Código Fiscal de la Federación, el cual regula la facultad de la autoridad para bloquear o restringir el uso de Certificados de Sellos Digitales. Indicó que con esta medida la autoridad busca ir tras aquellos contribuyentes que no pagan sus impuestos y siguen generando CFDIs, así como aquellos que se dedican a la compra de facturas para obtener beneficios fiscales de forma irregular.

Explicó que es muy común que el SAT haga revisiones a través del área de Recaudación y manda llamar a los contribuyentes que están en situación irregular para aclarar dudas y les da un plazo de 15 días a un mes para ponerse al corriente con la autoridad fiscal. Sin embargo, dijo que con la reciente modificación el tiempo para resarcir las observaciones al Fisco es casi de inmediato y las reuniones que antes eran presenciales, ahora con la pandemia, ya las hacen con una simple llamada telefónica donde le informan al contribuyente las irregularidades detectadas y en caso de hacer caso omiso, el SAT en automático bloquea el Certificado de Sellos Digitales, que es un pequeño archivo que el contribuyente requiere para facturar. “Con esta acción te impiden seguir facturando, algo muy delicado porque si no facturas no cobras y si no cobras pues cómo operas. Entonces para poder aclarar este tema y poder seguir facturando, hemos sabido de casos de empresas que no se recuperan, que de plano tienen que abrir una empresa nueva para poder hacer las cosas bien y suena muy delicado cuando lo ves así”.

Recordó que la compra de facturas es un delito tipificado en el artículo 109 del Código Fiscal de la Federación y en caso de una auditoría y de que el Fisco detecte dicha práctica, está el riesgo de la multa y de una pena de cárcel. “De cada 30 contribuyentes, al menos un 20% de contribuyentes enfrentan este tipo de revisiones del SAT”.