Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ante la eventual reapertura de la industria automotriz en México, será necesario vigilar las medidas sanitarias que empleen los proveedores y prestadores de servicios de esas plantas, sugirió Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión de la UNAM para la atención de emergencia Covid-19.

Destacó que al abrirse las industrias, éstas serán receptoras de trabajadores foráneos, afanadores, vigilantes, proveedores y abastecedores locales, que tendrán menos capacidad que una planta para acatar las medidas sanitarias.

“Es posible que esas empresas estén haciendo todo lo posible para que puedan regresar a las actividades, que sean capaces de tomar todas las medidas para poder cumplir con filtros sanitarios, monitoreo, mantener la sana distancia, cuidar mucho a su plantilla de trabajadores, pero un riesgo importante es todo lo que hay alrededor, su cadena de proveedores y prestadores de servicios”, estableció Rodríguez.

El profesor de la Facultad de Medicina de esa casa de estudios indicó que una vez abiertas las plantas, de manera eventual en junio, existirá un flujo de personas de mantenimiento, de cocina, vestidores, entre otras operaciones que requieren las multinacionales.

“Las plantas pueden hacerlo bien, el problema es de quienes le surten a ellos y todos los que de alguna manera están directa o indirectamente relacionados con su trabajo, no tengan la capacidad de prepararse y ahí pueda fallar la cadena sanitaria”, advirtió.

“Es muy probable que todas esas pequeñas empresas no tengan los recursos para poder montar todas las medidas que se pudieran necesitar, no hay que perder de vista que esas empresas grandes (automotrices) no trabajan solas, sino que tienen muchos proveedores y prestadores de servicios, de transporte, de acceso, y luego si los trabajadores regresan a sus casas hay un riesgo de que vaya y venga el problema”.

Los Gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos mostraron su interés en establecer los lineamientos y protocolos y para permitir la reapertura de las actividades productivas de la industria automotriz, informó el viernes la Secretaría de Economía.