Los taxistas están próximos a tener una reunión con el titular de la Seguot, Armando Roque Cruz, para definir cuestiones importantes relacionadas con el trabajo que ellos van a desempeñar durante la Feria de San Marcos, principalmente en lo relacionado al tema de seguridad para los conductores, dijo en entrevista Refugio Eudave, líder del gremio de taxistas.
“Es importante que todas las salidas estén protegidas para nosotros, cuando salga un taxi ahora en la Feria, que (los cuerpos policiacos) le pregunten al chofer a dónde va y que revisen minuciosamente a las personas”.
Esta es una medida que ya se ha tomado en años anteriores durante la verbena, principalmente en las salidas de la ciudad y en las colonias de la periferia que son consideradas las zonas más peligrosas, con el fin de salvaguardar la seguridad de los pasajeros, pero también de los conductores que durante esta temporada corren mayores riesgos.
Dijo que durante la temporada ferial los miembros de su gremio ya han sido víctimas de la delincuencia y hasta han sufrido el robo de baterías e incluso de gasolina.
Sin embargo, este es un asunto que aún está pendiente por comentar con la autoridad, para aterrizarlo y saber de qué manera van a organizarse para brindar esta seguridad que el gremio de taxistas está solicitando.
Otro de los asuntos pendientes son los supuestos módulos que los funcionarios han declarado que van a instalarse durante el periodo ferial, para que las personas puedan comprar boletos para usar el servicio de taxis, sin embargo, al parecer esto todavía está en proyecto y los taxistas quieren conocer las condiciones, aunque sí lo consideraron como una propuesta viable y segura para brindar el servicio.
En cuanto a los taxis de color blanco, por el momento ya negociaron con la autoridad y al parecer tendrán un tiempo de tolerancia para seguir trabajando, sobretodo quienes ya habían comprado las unidades con anticipación. Por lo pronto, existe la certeza de que podrán estar trabajando durante el periodo ferial.
Agregó el líder sindical que los agremiados están en proceso de revisión de sus unidades, donde la principal exigencia de la autoridad es que los automóviles estén en buenas condiciones, además de limpios.