Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La construcción del Tren Maya afectará de forma grave a especies de vida silvestre, consideró la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (Azcarm).

Por lo tanto, su presidente, Ernesto Zazueta Zazueta, presentó un amparo que busca la suspensión de las obras de construcción bajo el argumento de que no cuenta con un Informe Preventivo para las Especies de Vida Silvestre ni con autorizaciones de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) ni de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales (CUTSF).

Según Zazueta, las obras del Tren Maya pretenden remover de su hábitat algunas especies que están protegidas por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 sin contar con una opinión de la Dirección General de Vida Silvestre (DGVS) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Además del jaguar, algunos animales que serán afectados son ocelotes, tapires, monos aulladores, monos araña, manatíes, cocodrilos, pumas y jabalíes de labios blancos.

También aves como guacamayos, loros, el guajolote ocelado, la pava cojolita y el hocofaisán, destacó la Azcarm en un comunicado.

A decir de Zazueta, los trabajos de construcción, los materiales que se utilizarán, la fragmentación del territorio, la deforestación, la urbanización, el ruido y la contaminación que generarán las obras constituyen una amenaza grave para estos animales.

“Muchas de estas especies necesitan amplios territorios para poder reproducirse y desarrollarse de acuerdo a sus necesidades y esta región será fragmentada, aunque se cuenta con supuestos pasos de fauna silvestre.

“La fauna que ahí habita el indispensable para mantener el equilibrio ecológico y un ambiente sano”, aseguró el presidente de la Azcarm.

El amparo fue presentado el 14 de diciembre en los Juzgados de Distrito en el Estado de Campeche.