Óscar Luna
Agencia Reforma

AGUILILLA, Michoacán.- El Gobernador Silvano Aureoles empujó ayer a un maestro rural de primaria llamado Fernando Padilla, quien junto con su hijo menor de edad exigía con pancartas seguridad en la zona que se disputan Carteles Unidos y el Cártel Jalisco Nueva Generación.
El Mandatario perredista, quien arribó al municipio en medio de un fuerte dispositivo de seguridad operado por elementos de las Fuerzas Armadas, descendió de una camioneta militar y se acercó al hombre que levantaba dos pancartas en las que pedía seguridad en su tierra.
Al lado, su hijo portaba otra pancarta con el mensaje: “Soy niño, ya no más violencia en Aguililla”.
Sin mediar palabra, Aureoles se acercó directamente al hombre y lo empujó del abdomen, lo que desató rechiflas y reclamos de los pobladores que presenciaron el incidente.
Inmediatamente después se acercaron presuntos policías estatales vestidos de civil y uno de ellos -el Secretario de Seguridad Pública estatal, Israel Patrón Reyes- arrebató una de las pancartas al manifestante, mientras el Gobernador volvió a la camioneta.