Alejandra Mendoza
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Si bien el uso de aplicaciones móviles se ha convertido en un canal de ventas para el envío de comida a domicilio, por las medidas sanitarias del Covid-19, restauranteros piden una disminución a las comisiones que aplican.
Algunas de las plataformas que actualmente ofrecen este servicio son DiDi, Rappi, Uber, SinDelantal, entre otras.
Una empresaria del sector restaurantero, que pidió el anonimato, explicó que actualmente la comisión que cobran las aplicaciones móviles es de 30 por ciento, sobre todo si se ofrece el servicio con varias plataformas, y cuando es exclusiva la aplicación, puede ser 25 por ciento.
“Todo se complicó con unos nuevos impuestos que puso el Gobierno a las plataformas de comida, o sea la comisión de la plataforma, más IVA más ISR”, dijo.
“No le puedes subir tanto a la comida. Entonces, varios restauranteros solicitamos nos ayuden bajándonos la comisión, pero no quieren”.
Mencionó que este canal de venta es muy solicitado, principalmente por los jóvenes.
Al respecto, Jorge Moeller, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), en Nuevo León, explicó que las aplicaciones móviles cobran una comisión entre 20 y 35 por ciento.
“Es sumamente caro; ha sido un apoyo para pocos, hay muchos restaurantes que apenas están empezando con la entrega a domicilio, el costo es alto”, consideró.
“Ha habido (iniciativas) para no cobrar tanto, pero como sea sigue siendo muy caro”.
Explicó que algunos restauranteros han optado por ofrecerles un descuento a sus clientes, a cambio de que recojan sus pedidos en el restaurante.
Agregó que actualmente el sector restaurantero pasa por una etapa difícil, pues han cerrado miles de negocios por las bajas ventas, al tener menos afluencia de comensales, ante las medidas por el Covid-19.