El dirigente en la entidad de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (CANIRAC), Javier Belasteguigoitia Basso, se pronunció por la revisión de la implementación de ley seca.
Manifestó que aun cuando en otras entidades federativas se ha dado marcha atrás a esta medida que restringe la venta y consumo de alcohol, mediante estrategias jurídicas, a nivel local no se tiene contemplado combatir estas medidas.
Expuso que la ley seca sí afecta a los giros restauranteros, y en ocasiones esta prohibición resulta obsoleta para evitar el consumo de alcohol.
Destacó que los restaurantes tienen condiciones especiales que facilitan el consumo de alcohol, porque se utiliza para el acompañamiento de alimentos, lo cual genera un consumo responsable
En ese sentido, afirmó que la ley seca que está programada para el día de la jornada electoral del 2 de junio está justificada, ni se espera que se interpongan recursos legales.
No obstante, consideró que debe analizarse cuáles son los objetivos que buscan las autoridades con la implementación de ley seca, para establecer los criterios bajo los cuales se realizan estas restricciones.
Por otra parte, resaltó que los giros restauranteros mantienen un firme compromiso por el cuidado de sus clientes en el consumo responsable de alcohol.
Afirmó que en el caso de bares y otros giros donde se consume alcohol hay una mayor ingesta de bebidas embriagantes, en comparación con la vocación que se tiene por la preparación de alimentos en restaurantes.