Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

MADRID, España. – Para Ryan Gosling y Emily Blunt, protagonistas de Profesión Peligro (The Fall Guy) a nueva película del director David Leitch (Atómica, Deadpool 2, Tren Bala), cuyo preestreno en cines de México es el sábado, ya es hora de que los Premios Óscar miren a los stunts de acción.
La pareja de actores defendió el trabajo de los dobles, ninguneados hasta ahora en todo tipo de ceremonias y galas cinematográficas.
«Se arriesgan más que nadie, por lo que lo justo es, al menos, incluirlos en la conversación de fin de año en términos del trabajo al que han contribuido», señaló Gosling.
Para la actriz británica resulta incongruente que uno de los géneros que está salvando a la industria del cine por su espectacularidad, no sea reconocido precisamente con su activo más preciado: los dobles de acción.
«La historia del cine, los especialistas y los diseñadores de escenas de acción están completamente entrelazados. Entonces, ¿por qué existe una mística en torno a lo que hacen?».
El director David Leitch, quien trabajó como stunt varios años en diversas películas, se muestra optimista de que la Academia de Hollywood reconozca a este gremio. «Creo que todos sentimos que hay un cierto impulso actualmente y una actitud positiva real en la Academia».