Piden empresarios que el desarrollo del libramiento carretero no se vea afectado por temas no presupuestados, pues, de lo contrario, existe el riesgo de que Aguascalientes continúe sin dicha infraestructura, la cual facilitaría el traslado de mercancía diversa. El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Díaz Ruíz, dijo que debe de existir una negociación razonable entre autoridades y ejidatarios. El líder empresarial no descartó que opositores políticos al gobierno en turno intenten desestabilizar el proyecto.

El líder del transporte de carga, asimismo, recordó que los beneficios de contar con el libramiento carretero son múltiples; entre ellos, se encuentra menor tiempo de traslado, menor daño a las vialidades no adecuadas para el traslado constante de camiones de carga, beneficios ambientales y hasta de costos para los transportistas. Por lo anterior, dijo que lo más sano para la estabilidad de los trabajos emprendidos es que se llegue a un acuerdo justo para ambas partes, tomando en cuenta que el costo de los terrenos cercanos a la obra se encarecería por la plusvalía que generaría la misma. Finalmente, el líder del transporte de carga precisó que, aun cuando el proyecto estaba contemplado a ser a cuatro carriles, situación que no sucedió, lo importante es que esté listo acorde a lo programado con una proyección hasta de 8 años, con miras a que sea readecuado en un futuro, cuando el crecimiento de la mancha urbana y la misma movilidad vayan en aumento.

 

“Debe de ver conciliación entre los ejidatarios, constructores y autoridades involucradas para que ese proyecto se consolide. Yo le veo bondades para todos y que esta obra no pare por el bien de Aguascalientes…”. Roberto Díaz, Canacar.