Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los aspirantes a la Presidencia de la República y al Congreso deben cuidar expresiones y actividades en la etapa de intercampaña, para no cometer actos anticipados de campaña, advierte el magistrado Felipe de la Mata.
En un proyecto de sentencia, señala que propondrá a sus compañeros de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dejar sin efectos un comunicado del INE en el que estableció las reglas de intercampaña, periodo que va del 19 de enero al 29 de febrero.
Además de plantear que ese organismo no está obligado a emitir lineamientos para esta etapa, como exigió el PAN.
En el texto De la Mata aclara a los aspirantes a cargos federales que deben atender lo que dicen la Constitución y los criterios que ha fijado la Sala Superior sobre actos anticipados de campaña.
«No se trata de un espacio en el que se prohíbe de manera absoluta la actividad partidista, sino que es un periodo en el que se cuida que las expresiones, actos o propaganda que se realicen o difundan, no se traduzcan en actos anticipados de campaña, conforme a los criterios jurisprudenciales de esta Sala», indica.
Asimismo, reconoce que ante la ausencia de una regulación normativa para esta etapa del proceso electoral, los magistrados han tenido que emitir resolutivos.
Por ejemplo, expone, este periodo debe ser un espacio para que los partidos resuelvan las diferencias sobre su elección interna o actos de preparación de la jornada electoral.
Mientras que la información que se difunde tiene que ser sobre la organización interna, la invitación a los ciudadanos a participar en el proceso y promover la democracia.
Así, los medios de comunicación y las candidaturas pueden realizar y participar en mesas redondas o de análisis, entrevistas y debates, siempre que respeten los límites.
Por su parte, el magistrado Reyes Rodríguez aseguró que la principal restricción en la etapa de intercampaña es hacer propuestas de gobierno.
«¿Cuáles son las restricciones aplicables? Las relativas a actos anticipados de campaña como las expresiones antes del inicio de las campañas, ya sea exponiendo propuestas o criticando otras para reducir su simpatía.
«Así como la adquisición de tiempos en radio y televisión para influir en las preferencias electorales de la ciudadanía», indica en un gráfico publicado en sus redes sociales.
Recordó que la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, en su artículo tercero, establece que, bajo cualquier modalidad y fuera de la etapa de campañas, los aspirantes no podrán usar expresiones que contengan llamados expresos al voto en contra o a favor de una candidatura o partido.
«Tampoco expresiones solicitando cualquier tipo de apoyo para contender en el proceso electoral por alguna candidatura o para un partido», indicó.
Tanto en precampaña como en intercampaña, lo que más han planteado las aspirantes a la Presidencia son propuestas de gobierno.