Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El colectivo Médicos en Formación pidió al Gobierno el retiro de médicos internos de pregrado y pasantes de servicio social de las áreas de atención de potenciales pacientes con Covid-19, o de cualquier otro escenario clínico que pueda representarles un riesgo.

A través de un pronunciamiento dirigido al Estado, el colectivo enlistó 11 demandas para que se les garanticen las “condiciones mínimas” de protección para los médicos en formación que están en los campos clínicos.

“Acudiremos a todas las instancias necesarias para que los médicos en formación podamos cumplir con nuestra vocación de manera segura, así proteger la salud de la población”, manifestaron.

Piden que los estudiantes pre-clínicos continúen su ciclo académico fuera de los campos clínicos, y que se retire -sin consecuencias- a todos los médicos en formación con factores de riesgo para Covid-19, tales como: embarazo o periodo de lactancia, enfermedades crónicas no transmisibles (pulmonar, cardiaca, hepática, metabólica, obesidad mórbida, insuficiencia renal, lupus, cáncer, diabetes, hipertensión) o inmunosupresión ya sea adquirida o provocada.

El colectivo solicita que los médicos internos de pregrado y pasantes de servicio social sean retirados de las áreas de tamizaje, urgencias, críticas y/o especializadas, por considerarlas riesgosas para su salud.

Así como divulgar los programas académicos y operativos actualizados a las nuevas condiciones en donde se especifique, por unidad médica, las responsabilidades y obligaciones de los médicos en formación.

Asimismo, difundir la capacitación formal para la autoprotección, así como protocolos de procedimientos para la detección y logística en la atención de casos de Covid-19, incluso a médicos en formación que no estén en una unidad asignada para pacientes con el virus.

También que se les extienda la atención médica en caso de complicaciones por el uso del equipo de portación personal (por ejemplo: lesiones dérmicas y oftálmicas) y por infección de Covid-19 y sus secuelas; además de cuidado y atención a la salud mental a través de acompañamiento y atención psicológica.

Otra petición es que en los campos clínicos se les otorgue el equipo de protección adecuado, que cumpla con las normas internacionales, de acuerdo con el área de asignación; respeto a las jornadas laborales de acuerdo con las normas vigentes, sin que se exceda las 24 horas.

Se exige integrar a los médicos en formación a los órganos en donde se tomen decisiones que les involucren, y establecer un mecanismo para denuncias y dar seguimiento a las mismas.

“Todos los que aquí firmamos tenemos como prioridad apoyar al pueblo de México para contener el virus y cuidar de la salud de los y las mexicanos. Este compromiso nos impulsa a solicitar por la vía institucional que el Estado mexicano nos garantice las condiciones de seguridad y protección para realizar nuestra labor”, apunta el colectivo Médicos en Formación.