Piden particulares inmunización

Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras el Gobierno federal espera la lista del personal de hospitales privados que será vacunado, desde las áreas Covid-19, los trabajadores exigen ser inmunizados, al afirmar que en este segundo repunte se encuentran en riesgo latente.
La enfermera Griselda Gálvez, quien labora en el área de Terapia Intermedia Covid del Hospital Español, señala que en este punto de la pandemia los nosocomios privados también multiplican esfuerzos para salvar vidas.
En la televisión, dice, ha visto cómo se inmuniza a servidores públicos; sin embargo, el mes avanza y aún no tienen noticias de cuándo ella y sus compañeros recibirán el biológico.
“No todo el sector salud está vacunado, a nosotros no (nos ha tocado) y ya llevamos mucho tiempo en áreas Covid”.
La preocupación, subraya, es constante por el temor a contagiarse e infectar a sus sobrinas, hermanas o padres, al tiempo que la carga de trabajo aumenta.
“Es difícil ver a tanta gente y no tener camas. Hacen el esfuerzo por recibir a más pacientes. Se está abriendo otra área para Covid, y ya en caso de que no (haya lugar) se mandan a otras unidades. El mismo hospital los traslada a otra unidad donde tenga más camas”, indica.
La enfermera afirma que en el sector privado también se han registrado muertes y contagios de personal en primera línea de batalla.
“Que Dios nos cuide a todo el sector salud. Te enteras de que muchas compañeras y compañeros, desconocidos, amigos, al final de cuentas, se enfermaron porque estuvieron en esas áreas y ya no pudieron salir adelante”.
En Terapia Intermedia Covid, detalla, se atiende a 14 personas, y a ella le corresponde cuidar a siete pacientes al día. Pese a ello, resalta, es su vocación y la de sus compañeros lo que los mantiene firmes para ofrecer calidez y apoyo a los enfermos que lidian con el encierro y la distancia con sus seres queridos.
“La satisfacción de nosotros es cuando se van de alta. Les brindas un fuerte aplauso y hasta se te enchina la piel cuando ya se van a sus casas. Estás con los pacientes en Navidad, Año Nuevo, y hasta cumpleaños”, asegura.