Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Finalmente y a 17 meses de su extradición a México, la FGR solicitó a un juez federal condenar a 39 años de prisión a Emilio Lozoya, en el proceso que le iniciaron por los sobornos que presuntamente recibió de la constructora brasileña Odebrecht.
En un escrito entregado al juez de control Artemio Zúñiga Mendoza, del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, la Fiscalía presentó su primera acusación contra el ex director de Pemex y pide imponerle 15 años de prisión por el delito de lavado de dinero, 14 años por el cohecho y otros 10 por asociación delictuosa.
También pidió castigar al ex director de Pemex con el pago de 5 mil 450 días multa y decomisarle la mansión en Ixtapa, Zihuatanejo, que tiene una extensión de 3 mil 578 metros cuadrados, adquirida en 2013 por Marielle Helene Eckes, esposa de Lozoya, por 1.9 millones de dólares.
La FGR también solicitó al juez que Lozoya repare un daño que en audiencias pasadas fue señalado en 7 millones 385 mil dólares.
Entre las decenas de pruebas que la FGR presenta en su acusación, se encuentran testimonios como el de Luis Alberto de Meneses Weyll, ex director de Odebrecht México, así como Luiz Mameri y Mascarenhas Alves da Silva Filho, ex ejecutivos de la misma compañía.
El juez notificará esta acusación en un plazo de tres días a la Unidad de Inteligencia Financiera y Pemex; después, tendrá 10 días para notificar a la defensa de Lozoya.
En los próximos días la FGR también presentará su segunda acusación contra Lozoya por el Caso Agronitrogenados, causa penal en la que le atribuyen cobrar un soborno de 3.4 millones de dólares para que Pemex comprara a AHMSA la planta «chatarra» del complejo Pajaritos, en Veracruz.

¡Participa con tu opinión!