Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ante el inminente regreso a clases presenciales se requieren aplicar protocolos diferenciados para cada tipo de escuela, es crucial aprovechar lo que se ha aprendido de la pandemia, para disminuir el riesgo de contagios en escolares, planteó Gustavo Oláiz, coordinador del Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud de la UNAM.
Se requieren medidas específicas para cada tipo de escuela, dependiendo de su localización, de su tamaño, de la posibilidad de ventilarlas, del número de escolares que tiene por grado y de la posibilidad de complementar clases a distancia, consideró el investigador.
De acuerdo con el epidemiólogo, se han implementado diversas estrategias con éxito, como el que acudan grupos pequeños o como en el sistema israelí, en donde van cuatro estudiantes por 10 días o las clases a distancia de menores en riesgo, entre otras.
“Aunque es clara la necesidad de regresar a clases, es igualmente claro que debe de hacerse en forma que minimice los contagios”, enfatizó el experto.
No obstante, consideró que es difícil pensar en un regreso general a clases presenciales en el pico de la tercera ola de la epidemia de Covid-19.
Explicó que el virus se transmite por aire, por esto el cubrebocas y las medidas que permitan ventilación adecuada y sana distancia son importantes.
“El segundo punto importante, claramente es la vacunación; todos los adultos deben estar vacunados para asistir a las escuelas y evaluar la posibilidad de incluir adolescentes en estos esquemas”, destacó.
Apuntó que el tercer punto es el seguimiento de casos y aislamiento.
“Las escuelas deben seguir un sistema aleatorio de detección del Sars-CoV-2, en muchos lugares se ha logrado detección temprana en sintomáticos al mismo tiempo que se hace un muestreo aleatorio del resto de los estudiantes, cada vez que se localice un caso, tomar las medidas de aislamiento obligatorias”, advirtió.

Por otra parte, la organización civil, Mexicanos Primero, hizo un llamado a las autoridades educativas de los estados para considerar cinco puntos ante el regreso a clases:
Que se alisten las escuelas con protocolos y participación; que haya formación para docentes; que se ajuste la estrategia pedagógica para la recuperación educativa y que no quede sólo en repaso; que se destine presupuesto a La Escuela es Nuestra y aplicar una estrategia nacional de búsqueda de ausentes, para que no aumente la deserción escolar.
De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, 5 millones de estudiantes en el País ya no se reinscribieron al ciclo escolar.
La OMS ha recomendado que cada escuela haga su propia evaluación de riesgos y para minimizar peligro de contagio propone el uso de mascarillas y caretas, distanciamiento físico, la ventilación, prevenir el riesgo por comorbilidad y prácticas efectivas de limpieza, higiene y desinfección.