Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Obispos mexicanos señalaron que la violencia y la inseguridad en el País ya son insoportables y exigieron al Gobierno replantear la estrategia de seguridad.
«A lado de nuestro pueblo, esperamos una respuesta a la altura de las circunstancias por parte de las autoridades civiles en todos los niveles. Es responsabilidad de quienes gobiernan procurar la justicia y favorecer la paz y la concordia en la convivencia social», expuso Ramón Castro Castro, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en un video.
«Esta realidad de violencia nos golpea, nuestro México está salpicando sangre de tantos muertos y desaparecidos, entre ellos 27 sacerdotes, incluidos los padres jesuitas», agregó.
Por separado, la CEM exigió replantear la política de seguridad.
«Hacemos un llamado al Gobierno Federal y a los distintos niveles de autoridades, en consonancia con el pronunciamiento que se ha realizado desde el Senado de la República: es tiempo de revisar las estrategias de seguridad que están fracasando».