Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras la nueva campaña de Morena para desacreditar al INE por las limitantes de la consulta popular del 1 de agosto, consejeros electorales pidieron ayer a todos los actores políticos no polarizar dicho ejercicio y dejar al árbitro hacer su trabajo con los recursos disponibles.
Reconocieron que hay “zonas grises” en la Constitución sobre diversos aspectos, como el que si los partidos deben participar en la promoción.
Por ello confiaron que a partir del 15 de julio, cuando el INE iniciará la promoción en radio y televisión, las fuerzas políticas y los gobiernos no se involucren, y dejen a los ciudadanos tomar una decisión.
Los consejeros Martín Faz y Dania Ravel defendieron los acuerdos que ha tomado el INE para realizar la consulta, como invertir más de 500 millones de pesos para instalar 57 mil casillas.
“Con lo que hay, esto es lo que es posible hacer, y estamos trabajando intensamente”, afirmó Faz.
Hasta el momento, señaló, se han entregado nombramientos al 13 por ciento de funcionarios de casilla, y se ha capacitado a un 10 por ciento adicional.
“Hemos hecho lo que podemos con los recursos que tenemos a nuestro alcance”, agregó la consejera Ravel.
Para ambos consejeros, al ser la primera consulta popular que se realiza en el País, lo que sí está permitido se irá aclarando a través de quejas o consultas de los actores políticos.
Por ejemplo, si es legal o no que Morena apoye la consulta con promocionales en redes sociales, actos masivos o propaganda en la calle.
“Estamos ante un ejercicio inédito donde hay algunos aspectos que debemos ir explorando en la medida que se presenten, si un actor considera que alguien distinto al INE realiza promoción y no es correcto, en todo caso la Comisión de Quejas y el Tribunal resolverán, estamos en un campo virgen.
“Hay algunas zonas grises (en la legislación) y una de ellas tiene que ver con la difusión. Los términos en los que está la Constitución no hay una prohibición expresa, pero sí señala la exclusividad del INE en la difusión”, consideró Faz.
Por ello, el consejero consideró necesario hacer un llamado a los partidos a dejar que el INE organice y promueva el ejercicio.
“No debemos de polarizar, estamos en un ejercicio inédito, es un ejercicio que ha sido impulsado por grupos de la sociedad civil y lo más conveniente es llegar con el mejor ambiente posible.
“Hacer un llamado a todos los actores a que lleguemos a este ejercicio de participación en los mejores términos posible”, añadió.
La consejera Dania Ravel insistió en que el organismo electoral está haciendo su tarea.
“Llamaría los partidos a que dejen que el INE lleve la difusión, la organización, la planeación, la promoción de la participación. Que (los partidos) ya no se involucren”, consideró.