Verónica Gascón, Frida Andrade y Saraí Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Diversos organismos empresariales en el País solicitaron al Gobierno de Texas que las nuevas revisiones que realizará el estado a camiones de carga para evitar el tráfico de migrantes no afecte el comercio entre México y Estados Unidos.
El miércoles, el Gobernador de Texas, Greg Abbott, informó sin precisar detalles, que iniciará un operativo para detener tráilers en distintas carreteras para evitar el cruce ilegal de personas, luego de que 53 migrantes fallecieron dentro de un camión por asfixia, deshidratación y altas temperaturas en San Antonio.
«Lo único que solicitamos al Gobernador de Texas es que no entorpezca el tránsito de camiones hacia Estados Unidos, ni le ayuda a él, ni nos ayuda a nosotros la cantidad de horas que puede retrasar esto. Va afectar la logística nacional y la internacional.
«Yo lo que pediría es que mejor haga un plan estratégico de investigación, crear tecnología», aseguró en conferencia, José Abugaber, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales.
Consideró que es mejor investigar todos los caminos que no tengan vigilancia en EU en lugar de bloquear los accesos y afectar la comunicación y logística.
Fernando Ruiz, director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), expresó que preocupa al sector exportador los costos y tiempos que provoquen las revisiones a camiones.
«Si tomamos en cuenta que el gran volumen de exportación de México pasa por Texas, pues sí nos puede complicar en un incremento de costos y de tiempos los cruces de productos mexicanos a Estados Unidos», expuso también en conferencia.
La principal inquietud es el traslado de productos perecederos, ya que no pueden estar demasiado tiempo en una revisión porque al abrir la caja donde se transporten se puede romper la cadena de frío, provocando que se echen a perder.
«Ojalá que no se esté pensando en hacer más lento el flujo comercial. Las revisiones en la frontera siempre se han hecho y si se pretenden hacer dobles como sucedió en abril pasado, se vería afectado el traslado de mercancías y se romperían las cadenas de suministro», expresó Refugio Muñoz, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).
Miguel López Fiesco, analista del sector transporte, alertó que de verse afectado el comercio entre amos países rompería las cadenas de abasto y elevaría los costos logísticos.
Ernesto Gaytán Jr., presidente de la Asociación de Camioneros de Texas, aseguró que las revisiones serán distintas a las aplicadas en abril pasado, cuando se afectó el comercio internacional.