Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La campaña contra la candidatura de Félix Salgado sumó adeptos al interior de Morena.
“Es un tema personal, de ética, no jurídico, de Félix Salgado Macedonio. Por eso mi llamado a que Félix rompa ese pacto agresor, patriarcal y retire su candidatura”, planteó el senador Germán Martínez.
La académica Renata Turrent, militante de Morena, consideró que esa candidatura es una vergüenza y podría cobrar factura a Morena. “Tener a un presunto violador como Gobernador es un insulto para todas nosotras”, manifestó.
Sin referirse a Salgado, la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo en un foro que los partidos están obligados a postular candidatos libres de señalamientos de violencia contra las mujeres.