Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los contribuyentes no están listos para usar la nueva versión de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), por lo que se debe aplazar su obligatoriedad hasta el próximo año, consideraron contadores públicos.
En el primer trimestre se emitieron 2 mil 29 facturas electrónicas, de las cuales 99.7 por ciento fueron bajo la versión 3.3 y el 0.3 por ciento restante fue bajo la 4.0, de acuerdo con datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT).
Ramiro Ávalos, vicepresidente de Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), explicó que el hecho de menos de uno por ciento de las nuevas facturas sean bajo la versión 0.4 evidencia que los contribuyentes no han podido adaptar sus operaciones a los lineamientos del SAT.
A partir del 1 de julio próximo, será obligatorio que las empresas empleen la nueva versión 4.0 para emitir sus facturas electrónicas.
La nueva versión contempla más requisitos como la obligatoriedad de incluir el nombre y domicilio fiscal del emisor y del receptor.
Actualmente hay un periodo de convivencia entre la versión 3.3 y la 4.0 para emitir facturas, dijo el especialista del IMCP.
Además, de las 82 millones 600 mil facturas emitidas con complemento Carta Porte durante el primer trimestre de este año, apenas 0.25 por ciento corresponde a la nueva versión 4.0, explicó el especialista.
Por esta razón es necesario que la autoridad fiscal considere una prórroga, pese a que el fisco ya otorgó dos ampliaciones anteriormente para usar de manera simultánea la versión 3.3 y la 4.0 de los comprobantes fiscales electrónicos.
«El avance es mínimo y a menos de 40 días de que entre en vigor la nueva versión 4.0 pedimos que se otorgue una prórroga conjuntamente con el complemento Carta Porte para que su aplicación sea obligatoria a partir del primero de enero de 2023», aseguró Ávalos.
Los campos que están contemplados para el nombre y domicilio fiscal tanto del emisor como del receptor en la nueva versión de las facturas electrónicas se deben a que la autoridad fiscal pretende tener perfectamente ubicados a ambos, expuso el integrante del Instituto.
También incorporará otros apartados que no contienen las versiones anteriores para reportar información donde el emisor deberá dar detalles de la operación cuando se haga a nombre de terceros, explicó el especialista.
De igual manera, aseguró Ávalos, será necesario explicar la razón por la cual se cancela alguna factura, cuando así sea el caso.

¡Participa con tu opinión!