• La permanente operación ha causado serios problemas sanitarios
  • Funcionarios incompetentes para cumplir la ley y velar por la salud

Vecinos de los fraccionamientos Colinas del Río y Panorama piden a las autoridades del ISSEA y de la Proespa que clausuren el crematorio de Jardines Eternos 2000 ante los serios problemas sanitarios que ocasionan en la salud de las familias que habitan a su alrededor.
Martha Evelia Gaytán Escobedo, habitante del fraccionamiento Panorama acudió junto con algunos vecinos a las oficinas del ISSEA y de la Proespa para entregar un oficio a través del cual solicitan la clausura definitiva e inmediata del Crematorio Jardines Eternos 2000 que afecta a 6 kilómetros a la redonda a las colonias Olivares Santana, Panorama, Colinas del Río, Colinas del Poniente, Bosque Sereno, San Marcos, Miravalle, Las Brisas, Moderno y Curtidores.
Adicionalmente, dijo que también solicitan la clausura del crematorio de la Funeraria Ramírez ubicada al norte de la ciudad, el cual también afecta a 10 kilómetros alrededor, luego de que en tal lugar hacen la maquila de la cremación de todas las funerarias que no tienen horno crematorio. “Son miles de familias las afectadas, estamos siendo afectados, parece que vivimos en un campo de concentración. Sabemos ahora cómo es el olor a muerto toda vez que de dichos lugares emanan muchos metales pesados como cadmio, el plomo, el mercurio y diferentes tipos de carbono”.
Enfatizó que les asiste la razón y el derecho, toda vez que su petición está basada en lo que señala la Ley de Salud del Estado; asimismo, dijo que hay una tesis emanada de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de la Primera Sala en materia constitucional sobre Derecho Humano a un Medio Ambiente Sano que está reconocido en el Artículo 4º de la Constitución Política y en el ámbito internacional en el Protocolo de San Salvador, en la Declaración de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente de 1972 y en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992.
Por lo anterior, dijo que los vecinos acudirán a todas las instancias judiciales que sean necesarias y piden a las autoridades la clausura o en su caso, demandan la destitución de los titulares del ISSEA y de la Proespa ante su incompetencia por no aplicar lo que establece la ley. “Porque la Salud de la población es prioritaria y en estricto apego a la ley, deben ser reubicados a 10 kilómetros de distancia de cualquier asentamiento humano, esto con fundamento en lo que dice la Ley de Salud del Estado”.