Fernanda Carapia 
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- El abuso y crueldad que sufrió «Angelita» no quedará impune.
Ya se presentó la denuncia penal correspondiente ante la Fiscalía del Estado en contra de quien o quienes resulten responsables.
La querella, interpuesta por el Refugio Animal Buenos Chicos, quedó en la carpeta de investigación número 4422124.
En el documento se detalla cómo fue hallada «Angelita» el pasado 4 de enero, en la Colonia Villa de Guadalupe, en Zapopan.
«Tenía una liga alrededor de su hocico y la mitad de su lengua por fuera, ya de color morado, casi negro», se lee en el documento del cual Grupo REFORMA tiene copia.
«Angelita» fue llevada al veterinario, donde descubrieron que alguien había atado una liga alrededor de su lengua, provocando sufrimiento en el animal.
Los médicos no pudieron salvar la lengua de «Angelita», por lo que tuvo que ser amputada.
«‘Angelita’ sigue internada y no sabemos si vaya a sobrevivir».
La perrita, de aproximadamente 3 meses, está aprendiendo a comer y tomar agua sin su lengua. Los veterinarios luchan para que no desarrolle anemia.
El Código Penal del Estado de Jalisco castiga la crueldad animal con penas que van de los seis a los ocho meses de prisión cuando las lesiones causadas no pongan en riesgo la vida de la víctima ni afecten su desenvolvimiento.
La sanción aumenta hasta un año cuando la vida está en riesgo, y a tres años si se le causó la muerte.
Mientras se da con los culpables, «Angelita» lucha por vivir y para ello requiere del apoyo de las personas para comprar alimento especial y pagar sus medicamentos.
Si deseas apoyar puedes comunicarte con Fabiola Ávila, directora del Refugio, al teléfono 331-319-4606.