Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Javier Laynez, Ministro de la Suprema Corte, afirmó ayer que los jueces sólo deben ser designados por su mérito profesional y ética, para garantizar su independencia.
«Los jueces deben llegar a ese puesto, exclusivamente debido al mérito académico, profesional y ético, es este sistema el que ha demostrado ser garante de la neutralidad e independencia del juzgador frente a las partes, frente a los poderes constituidos o frente a los poderes fácticos», dijo el Ministro.
Laynez habló durante una sesión solemne conjunta de la Corte y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) para tomar protesta a 46 nuevos jueces y juezas especializados en el sistema penal acusatorio.
El Ministro no mencionó expresamente la iniciativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador para que todos los jueces, magistrados y Ministros sean electos por voto popular. Dicha iniciativa, enviada al 5 de febrero al Congreso, podría ser aprobada en septiembre si Morena y sus aliados alcanzan en la elección del 2 de junio las mayorías necesarias para reformar la Constitución.
La candidata Presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum ha apoyado públicamente esa iniciativa.
Este cambio acabaría con el sistema de designación de jueces por medio de concursos de oposición organizados por el CJF, que ha operado desde la reforma judicial de 1994-95, así como con el nombramiento de Ministros por el Ejecutivo, con aprobación del Senado.
Laynez agregó que el País atraviesa un contexto complejo de polarización, inseguridad, desesperanza y poca confianza de la sociedad respecto de la capacidad del Estado para hacer justicia.
«En contrapartida a esta gran responsabilidad, corresponde al Estado mantener la dignificación de la función jurisdiccional: condiciones adecuadas para el desempeño, un salario remunerador y un haber de retiro digno», subrayó el ministro.
Añadió que los jueces deben estar abiertos al escrutinio público.