Un grupo de familiares de personas anexadas en un centro de rehabilitación, ubicado en el municipio de Pabellón de Arteaga, piden de manera desesperada a las autoridades competentes su oportuna intervención para frenar las condiciones deplorables en las que se encuentran más de 150 internos.

En exclusiva para El Heraldo, habló Gerardo Ortega, quien detalló que al buscar la recuperación de uno de sus familiares acudió a un centro de rehabilitación denominado “Pasión por las Almas”, ubicado en la Zona Centro del mencionado municipio. El afectado relató que a un mes de haber internado a su hermano, se percató en las condiciones insalubres en las que viven los pacientes, además de los crueles castigos a los que son sometidos y de la falta de alimentos en buen estado.

El quejoso dijo a este diario que, a pesar de que ha solicitado a los encargados del anexo la liberación de su familiar, el centro de rehabilitación demanda el cumplimento de una multa “superior” a los 6 mil pesos. De no pagarla, deberán respetar el contrato el contrato de internamiento de seis meses para que el interno sea liberado.

“No se me hace justo que nos quiera cobrar esa cantidad, el contrato no habla de ninguna cláusula donde estipule el pago que ellos demandan. Allá adentro, (nuestro familiar) vive con chinches, tecuejos y hasta ratones. Los obligan a dormir en el suelo y no les dan de comer como debe ser”, expresó Ortega.

A pesar de que los afectados han acudido a diversas autoridades no han tenido aún la respuesta deseada.

El lugar ya ha registrado irregularidades anteriormente (ver caso)