Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Senadores del PAN e independientes demandaron a las autoridades federales investigar la legalidad de las cuentas por 15.5 millones de dólares que el ex dirigente de la CTM, el finado Joaquín Gamboa Pascoe, mantenía en paraísos fiscales y que fueron heredadas a sus hijos.
«La PGR y las autoridades fiscales deben darle seguimiento absoluto a estas cuentas que lamentablemente estaban ocultas, tal y como lo estamos viendo con el caso Debrecen, donde los testigos protegidos han declarados y donde en hay procesados en todos los países, menos en México», reprochó Héctor Larios, presidente de la Comisión de Comercio.
«En este País no pasa absolutamente nada y por eso necesitamos avanzar en una PGR que sea un área técnica y no política, que se la pase protegiendo al sistema».
El legislador federal criticó que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda sólo opere con eficiencia cuando se trata de las faltas de pequeños contribuyentes, mientras muestra incapacidad para detectar la evasión de impuestos millonarios en paraísos fiscales.
«La Unidad es muy eficiente para detectar a los defraudadores fiscales entre los ciudadanos comunes, pero en este tipo de temas, al final de cuentas también están en el espectro político», lamentó.
El senador independiente Alejandro Encinas sostuvo que la Secretaría de Hacienda seguramente tuvo conocimiento del manejo de esos fondos millonarios, debido a los montos que fueron movilizados hasta los paraísos fiscales.
Encinas consideró que los millones de dólares que fueron heredados a los hijos de Gamboa Pascoe deben ser investigados y, en su caso, incautados por su ilegalidad.
«No hay justificación para que Hacienda tenga conocimiento al respecto. Los recursos ilícitos, por heredados que sea, siguen siendo ilícitos. No se puede justificar la riqueza proveniente de actividades ilegales», dijo.
«Si bien se pudo haber heredado el dinero, el origen ilícito del dinero no se desvanece. Tendrá que ser objeto de investigación y se le puede retirar ese dinero a los herederos».
Las revelaciones sobre el líder de la CTM, advirtió, son una muestra de cómo opera la vieja clase política del sindicalismo charro y del verdadero rostro del priismo.
«No son sólo dirigentes sindicales que llevaron al empobrecimiento a los trabajadores, mientras ellos se enriquecían, sino que son el mejor ejemplo de cómo este régimen político funciona a partir de la corrupción», manifestó.
«La corrupción es el engranaje fundamental de este régimen político autoritario y la única forma de erradicarlo es haciendo un cambio profundo para nuestro País».
El vicecoordinador de política económica de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), Francisco Búrquez, consideró que el caso del ex dirigente cetemista es un ejemplo de que el sistema funciona y está basado en la corrupción.
«Gamboa Pascoe es uno más, es lamentable, pero es un botón de muestra de algo que no necesitamos que venga desde un medio internacional. Todos los mexicanos saben que la política en México se ha convertido en un gran negocio. Los demonios están sueltos en los municipios, los estados y la federación, es algo que nos está corroyendo», aseveró.
«No es nomás Gamboa Pascoe, no sólo los imputados en procesos, el 90 por ciento de los políticos están involucrados en algo, desde los congresos con el reparto de millones con los moches, para taparles la boca».