Francisco Ortega
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La práctica de colocar placas en obras públicas con el nombre de los funcionarios que la inauguraron será prohibida si una iniciativa del diputado del PAN, Jorge Triana, logra ser aprobada.

Este miércoles, el panista emitió un mensaje en video donde habló de la incitativa que inscribió en el Congreso local para reformar la Ley de Desarrollo Urbano.

“Se ha hecho una costumbre en nuestra ciudad y en nuestro país que cuando vemos concluida una obra pública se le coloque una placa donde viene el nombre del servidor público”, argumentó Triana.

“Esto representa un egocentrismo enorme, esto representa un culto a la personalidad que ya no debemos ver en estas épocas”.

El panista abundó que esta costumbre de inscribir los nombres de alcaldes o Jefes de Gobierno en obras públicas tiene un uso electoral.

“Las obras públicas son un bien público como lo dice su nombre, son de los ciudadanos, no son propiedad privada de los gobernantes”, agregó.

“Que no se utilicen para hacer referencia o para hacer campaña de un servidor público”.

La iniciativa fue publicada en la Gaceta Parlamentaria de esta semana del Congreso de la Ciudad para su discusión y análisis en comisiones.