Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 22-Aug-2019 .-En México, atender a un enfermo que requiere cuidados paliativos por un año –lo que implica dos o tres visitas a urgencias–, cuesta 34 mil 784 dólares, pero la atención de un paciente terminal sin cuidados paliativos asciende a 77 mil 380 dólares al año, advirtió Silvia Allende, especialista del Instituto Nacional de Cancerología (INCan).
Por ello, indicó, es necesario crear mecanismos que hagan que los cuidados paliativos sean más asequibles para quienes los necesitan.
Médicos y legisladores urgieron ayer a la Cámara de Diputados a aprobar la reforma constitucional que establece como un derecho el acceso a cuidados paliativos y medicamentos controlados para enfermos terminales, así como a asignar presupuesto para aplicarla y que no se quede sólo en el papel.
De acuerdo con Allende, el costo estimado para cerrar la brecha en el acceso a la morfina para cuidados paliativos es de 1.4 millones de dólares. En niños menores de 15 años, el costo se estima en 4 mil dólares.
“Esto equivaldría a entre el 0.91 y el 1.05 por ciento del gasto público en salud”, dijo en el Senado durante un seminario sobre el tema.
La reforma fue aprobada en julio pasado en la Cámara alta, pero falta el aval de los diputados.
“Es importante que nuestros compañeros diputados contemplen en el próximo periodo ordinario y en el ejercicio fiscal el presupuesto necesario para brindar este tipo de atención médica dentro del sector salud”, señalo Nancy de la Sierra, senadora del PT.
Nuvia Mayorga, del PRI, pidió asignar presupuesto para que la reforma pueda aterrizarse y no quede sólo en una ley.
La senadora Patricia Mercado, de MC, indicó que desde 2014 existe la Guía del Manejo Integral de Cuidados Paliativos, que indica la obligatoriedad de la atención, pero no todos los estados han armonizado sus leyes y reglamentos para otorgarla.