Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, se manifestó en favor de impedir la vuelta de un modelo centralista.
En la presentación del libro «El Nacimiento de Jalisco. 1808-1825. De la lucha por la autonomía a los debates fundacionales», de Enrique Ibarra, Secretario general de Gobierno, el Mandatario emecista pugnó por un nuevo acuerdo social basado en la refundación política de la entidad.
La obra de Ibarra comprende los pasajes históricos que desembocaron en el nacimiento de Jalisco como estado libre y soberano, con citas fidedignas que rememoran la polémica consigna «Abrazos, no balazos» de nuestros días.
«Estamos en la ruta para la celebración de los 200 años de nuestro nacimiento como estado libre y soberano, y por ello el documentar esta parte de nuestra historia es fundamental. Sólo así vamos a poder comprender el significado del momento que vivimos», planteó Alfaro.
«Tendrá que hablarse de la manera como podemos construir un nuevo acuerdo social, la idea de la refundación se tiene que retomar. La relación entre los estados y la Federación tiene que cobrar un nuevo significado. Cómo podemos enviar un mensaje contundente para no dejar margen al regreso de un modelo centralista que ya tanta sangre le costó al País», sostuvo en el Colegio de Jalisco.
«En la defensa de la identidad de Jalisco como estado libre y soberano está también la unidad nacional», agregó.
Los hechos históricos que llevaron al nacimiento de la entidad como estado libre y soberano, apuntó por su parte Ibarra, pasa por la adicción al poder de las élites políticas, como la que protagonizó el sacerdote católico Juan Cruz Ruiz de Cabañas.
En esa etapa, recordó, el padre Miguel Hidalgo y Costilla autorizó en lo que sería territorio jalisciense el degüello de unas 700 personas por su nacionalidad.
El conquistador español Nuño de Guzmán apareció como uno de los típicos «conquistadores de mucho abuso, de latrocinio, que explotaban a nuestros pueblos originarios. Y desde allí empezó nuestra lucha por la autonomía en 1530», detalló
«Pertenecemos a un colectivo del que nos sentimos orgullosos, a una comunidad que nuestros antepasados fueron construyendo. A un Jalisco que sigue siendo un factor y un eje central en la vida de nuestro país», resumió Ibarra.