Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILAPA, Guerrero.- En esta ciudad de la Montaña baja, donde la violencia no cesa, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que un “halcón” (del crimen organizado) gana igual que un beneficiario del programa Jóvenes Construyendo el Futuro: 4 mil 400 pesos al mes.
Ante el incremento de la inseguridad en varias regiones del País y las críticas contra la estrategia de la 4T para tratar de frenarla, el Mandatario sostuvo que la verdadera pelea contra las bandas delictivas consiste en evitar que los jóvenes sean reclutados por el narco.
“Esa debe de ser una tarea fundamental, el que no tengan las bandas de delincuentes un ejército de reserva para las actividades ilícitas”, advirtió durante un evento de evaluación de Programas de Bienestar.
“Esa es la verdadera lucha contra la delincuencia, contra los jefes de las bandas, el que no puedan enganchar a los jóvenes, y nosotros tenemos que dar esa lucha, palmo a palmo, para que ningún joven se vea, por necesidad, obligado a tomar el camino de la delincuencia”.
Defendió la aplicación de los programas Jóvenes Construyendo el Futuro y Jóvenes Escribiendo el Futuro, así como la entrega de becas a estudiantes, pues dijo que la capacitación y los apoyos les puede representar una oportunidad.

Sembradores
Para que los campesinos de Guerrero abandonen el cultivo de la amapola y la mariguana, López Obrador pidió ampliar el programa Sembrando Vida en la entidad.
Durante una reunión de evaluación, el Mandatario aseguró que el modelo de sustitución de cultivos ya tuvo éxito en el llamado “Triángulo Dorado”, una región en los límites de Sinaloa, Durango y Chihuahua, donde está arraigado el cultivo de enervantes.
“Este es un programa que puede ayudar muchísimo, porque aquí se produce café y también cítricos y también, si damos opciones, en la zona de La Montaña y en la Tierra Caliente y en la sierra, vamos a poder sustituir cultivos, que la gente no se vea en la necesidad de sembrar mariguana, amapola y que pueda sembrar árboles maderables y frutales, si tiene la opción de hacerlo”, dijo.
“Esto que se tiene que hacer en Guerrero, ya lo estamos haciendo en Sinaloa, en el llamado Triángulo Dorado y la gente está respondiendo, porque si siembran amapola, si siembran mariguana es por necesidad”.
A la llegada de López Obrador a Chilapa, personal médico y familiares de desaparecidos desplegaron pancartas y cartulinas con diversas demandas.
Médicos y enfermeras del hospital exigieron su recontratación laboral. Otro grupo de trabajadores del nosocomio llegaron hasta la Unidad Deportiva, en el barrio de San José, dónde se desarrolló el evento para pedir que el Presidente los escuchara.
Colectivos de familiares de desaparecidos le entregaron a López Obrador un escrito en el que le piden su intervención para que frene la violencia en comunidad de La Montaña baja, dominada por el grupo delictivo de Los Ardillos.
A bordo de la camioneta Suburban, López Obrador recibió documentos de la gente con peticiones diversas.