Antonio Baranda y Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 15-Jun .- Diego Fernández de Cevallos exigió ayer el castigo del plagiario chileno Julio Escobar y de sus secuaces quienes habrían participado en su secuestro en 2010.
La activista Isabel Miranda de Wallace pidió a su vez desmantelar a toda la banda que opera en el bajío del País con secuestros de alto impacto.
«Yo no les pido nada a las autoridades. Les exijo, como ciudadano –no por mi secuestro–, sino por todas las fechorías que se dice, cometieron, que lleven a cabo una investigación profesional, respetuosa de los derechos humanos, pero que no consienta o tolere una posible impunidad», afirmó el ex candidato a la Presidencia.
REFORMA publicó ayer que la detención de Escobar ocurrió de manera fortuita luego de que un taxista alertó a la policía estatal sobre este sospechoso. El chileno fue capturado en San Miguel de Allende el 2 de junio y tras cruzar datos con Plataforma México resultó que se trataba de un ex guerrillero sudamericano asentado en el País desde hace varios años.
El abogado y político panista, quien estuvo cautivo ocho meses tras ser plagiado afuera de su rancho en Querétaro, dijo que llegó a escuchar alguna vez el nombre del secuestrador y que no descarta que él hubiera participado con el resto de su banda en el crimen.
«Fueron profesionales los que me levantaron. Ellos hicieron un trabajo perfecto, en el orden formal, nefasto en el orden legal y moral, y serán las autoridades las que puedan dilucidar si ellos son los autores o no», dijo.
El panista estimó, en todo caso, que la captura de Escobar es muy importante por sus antecedentes.
La activista Isabel Miranda de Wallace indicó que era muy grave que Escobar hubiera sido capturado por una casualidad y que era conocido que esa banda tenía por lo menos quince años plagiando.
«Esta organización tiene por lo menos 15 años operando que yo tenga conocimiento, (…) esto te habla de la gran impunidad que tenemos en el tema del delito de secuestro», explicó.
Por ello, Wallace reclamó la desarticulación de la banda y no solo el castigo a uno de sus integrantes.
«Aquí lo importante es ver si sólo se quedan con este (detenido); eso no sería desmantelar la banda. La autoridad tiene que ir más lejos e ir por toda la organización criminal», manifestó.
Wallace consideró que la PGR, por conducto de la Agencia de Investigación Criminal, puede hacer un «buen trabajo» de investigación y desmantelar a la organización integrada por mexicanos y extranjeros.
Juan Francisco Torres Landa, de México Unido Contra la Delincuencia, consideró que si la banda pudo actuar durante varios años fue por la impunidad que hay en el País.
El director de México SOS, Orlando Camacho, calificó como preocupante que la organización haya podido operar durante 10 años.

ASÍ LO DIJERON
«Todavía falta mucho camino por recorrer (…) hay que ir por los recursos, yo creo que los recursos que le encuentren van a decir mucho de a qué se dedicaba este hombre».
Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro

«Exijo, como ciudadano –no por mi secuestro–, sino por todas las fechorías que se dice, cometieron, que lleven a cabo una investigación profesional (…) que no consienta o tolere una posible impunidad».
Diego Fernández de Cevallos, dirigente panista