Ayer, la Alianza por la Educación presentó de modo virtual sus propuestas para mejorar y beneficiar a la educación particular para que los partidos políticos y candidatos las tomen en cuenta de cara al proceso electoral del 6 de junio, y hacen planteamientos en 10 conceptos fundamentales para apoyar la supervivencia y a la economía de estas instituciones.
Durante el Encuentro de Escuelas Particulares, Unidos por México y Comprometidos con la Educación, donde participaron 300 colegios, la presidenta nacional de la Asociación Internacional de Instituciones Educativas Particulares, Guadalupe de la Cerda González señaló que los próximos legisladores deben considerar la deducibilidad de las colegiaturas al 100%.
Se requiere replantear una política legal y fiscal que incentive invertir más en la educación particular, mediante diversas reformas que motiven la emisión de estímulos fiscales acorde a su razón social.
Es crucial la simplificación administrativa, eficientar el uso de las tecnologías, aprovechar el conocimiento técnico del sector privado y las organizaciones de la sociedad civil para fomentar la información y conocimiento del marco regulatorio.
Promover la dignificación de maestras y maestros de Instituciones Particulares por medio de su participación en la investigación, el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación; contribuir a la elaboración y actualización de planes y programas de estudio de todos los niveles, entre otros.
Garantizar y respetar el derecho a la autonomía de las Instituciones Particulares incorporadas al Sistema Educativo Nacional. Lograr centrar la calidad educativa en la persona, en el docente y en el educando para el desarrollo de su potencial integral.
Desarrollar una conciencia de Justicia Social que haga posible las acciones y comportamientos de solidaridad y corresponsabilidad para lograr el bien común que favorezca el desarrollo social, económico y cultural. Preservar la vida y procurar la salud como eje primordial de todos los integrantes del sector educativo particular.
Fomentar el compromiso social en todos los niveles de instituciones educativas particulares, mediante programas adecuados, justos, incluyentes y equitativos que impulsen la calidad educativa, el derecho a la educación y el respeto humano.
Un marco legal para orientar, apoyar y defender los intereses legítimos de las instituciones educativas particulares e impulsar el uso amplio y efectivo de las tecnologías como tecnología educativa (EdTech), en los procesos educativos, a fin de fortalecer los aprendizajes centrados en el estudiante.