Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Delegados federales pidieron al Gobierno acelerar trámites para brindar seguridad social a los 18 mil 500 Servidores de la Nación que laboran en los estados en la entrega de programas sociales prioritarios.
Hugo Eric Flores, superdelegado en Morelos, indicó que el trabajo que realizan es fundamental para el Gobierno federal y se debe dar prioridad a su salud.
“Son compañeros de nueva incorporación, están trabajando muy fuerte y no tengo la menor duda de que van a ser incorporados al régimen de seguridad social en el que estamos otros funcionarios, que es el ISSSTE”, indicó en entrevista.
El ex dirigente del extinto Partido Encuentro Social (PES) refirió que en su delegación se le ha dado atención médica a los Servidores que lo han necesitado.
“Hemos atendido a los compañeros en servicios de seguridad social del estado, a veces hemos pedido favor en el ISSSTE y hasta en el Seguro Social. En Morelos se han presentado tres casos y los hemos ayudado incorporándolo a diferentes instituciones de salud”, destacó.
Mauricio Hernández, superdelegado en Guanajuato, consideró que lo que ha impedido la incorporación de los Servidores al Seguro Social es que se trata de una nueva estructura burocrática y se requiere de tiempo para formalizarla.
El subsecretario de Empleo de la Secretaría del Trabajo, Horacio Duarte, indicó que se deben mejorar las condiciones laborales de esos servidores públicos.
“Cualquier condición que ayude a que se mejoren sus condiciones, sin perder la esencia del trabajo que hacen, sería correcta”, mencionó.
El superdelegado en Veracruz, Manuel Huerta, presumió que él y los Servidores están más preocupados por la salud de la población que por la suya propia.
“Nos preocupa la salud del pueblo, y los Servidores de la Nación, te puedo apostar, están más preocupados por eso que por la propia, porque tenemos la vitamina ‘pueblo'”, dijo.