Ana Gabriela Rezc
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En México hay talento, pero no dinero para impulsarlo.
El sábado 20 de julio, los cinco estudiantes mexicanos de bachillerato más brillantes en el área de Física deben comenzar su travesía rumbo a Isfahán, en Irán, para participar en la Olimpiada Internacional de Física. Sin embargo su participación en la competencia no está garantizada por falta de recursos económicos.
«Desde enero, he pedido donativos y pues nadie se presta. Nadie nos ha apoyado ni nada», indicó Rodrigo Pelayo, coordinador nacional de la Olimpiada Mexicana de Física.
Para acudir a la competencia que se realizará del 21 al 29 de julio necesitan 450 mil pesos.
«Antes nos apoyaba el Conacyt, entregaba el dinero a las sociedades científicas, y ya la Sociedad Mexicana de Física nos daba lo que nos correspondía. Desde 2019, eso cambió y dejaron de dar presupuesto a las diferentes sociedades científicas», dijo Pelayo.
Isaac Said Martínez Cerón y Javier Gil García de la Prepa 6 de la UNAM; Jonathan Adrián Leco Ramos, del Colegio de Bachilleres de Cherán, en Michoacán; Luis Ángel Picos Velarde, del CBTis 224 en Culiacán, Sinaloa, y Diego Medina Peláez, de la PrepaTec, aún no saben si podrán viajar.
Ayer en el Senado se realizó un evento para conmemorar el 35 aniversario de la Olimpiada Mexicana de Física, pero ningún legislador estuvo presente, lamentó Pelayo.