El presidente estatal de la Cámara Nacional del Comercio (Canaco), Humberto Martínez Guerra, pidió a las autoridades municipales mantener a raya al ambulantaje y evitar que tras la reapertura de algunos establecimientos como restaurantes, quieran aprovecharse instalándose de nueva cuenta de manera paulatina. Lo anterior, dijo, significa un riesgo latente para las personas, luego de que difícilmente el comercio informal podrá ofrecer condiciones de sanidad para sus clientes.
Si bien Aguascalientes cuenta con su propio semáforo que irá marcando la reactivación de actividades desde las más básicas hasta llegar a su ritmo gradual, es necesario que existan las condiciones necesarias para garantizar que algunos comerciantes no se aprovechen de la situación. Precisó que en el caso del comercio formal, las condiciones a favor del consumidor son totalmente distintas, pues se aplicarán rigurosas medidas de sanidad, sanitización de espacios, sana distancia entre otros esquemas más que serán vigilados por personal de salud. Caso contrario para el informalismo quienes siguen operando incluso sin las medidas mínimas indispensables durante la pandemia. El líder de Canaco indicó que existe la confianza de que la regularización de actividades vaya surgiendo de a poco para mantener el número de empleos, aunque para lograr lo anterior se requiere que la ciudadanía en general siga implementando las medidas de sanidad emitidas por las autoridades.
“Manifestamos nuestra preocupación de que el comercio informal no está aplicando normas de seguridad. Pareciera que para la autoridad son puntos de venta invisibles que contaminan y pueden provocar un retraso en el avance para reanudar actividades en general”, concluyó.