Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-Una petición en la plataforma Change.org exige al Presidente Andrés Manuel López Obrador cancelar a la brevedad posible las medidas de austeridad planteadas en el Memorándum del 3 de mayo, en específico lo referente a la necesidad de contar con autorización del Ejecutivo federal para viajar al extranjero.

“Esta medida constituye un obstáculo real a la investigación científica en las ciencias naturales, sociales y las humanidades, y en la práctica atenta contra la libertad de investigación”, se lee en la solicitud, lanzada el sábado por la académica de la UNAM, Edna María Suárez-Díaz, y que hasta el momento suma 12 mil 836 firmas.

“La producción de conocimientos requiere del constante intercambio de ideas y el establecimiento de colaboraciones, las cuales se logran en encuentros personales, tanto en congresos y conferencias, como en otros tipos de actividades académicas”.

Titulada “No al permiso presidencial para asistir a eventos científicos internacionales”, la petición sostiene que el conocimiento producido en México debe tener presencia, ser divulgado, compartido y debatido en estos intercambios en el extranjero, y que los científicos nacionales requieren acceder de primera mano a los desarrollos de sus colegas en otros países.

“La medida refleja una indiferencia hacia los mecanismos sociales y transnacionales por los cuales se lleva a cabo la labor de los investigadores, además de constituir un acto de excesiva centralización y ejercicio del poder que contradice el compromiso de este Gobierno de impulsar a la ciencia y la tecnología como palanca del desarrollo de nuestro País”, subraya.

Esta solicitud se suma a la carta entregada el 22 de mayo en Palacio Nacional, firmada por más de 3 mil científicos e investigadores de los Centros Públicos de Investigación del Conacyt, quienes exigieron al Mandatario reconsiderar las medidas planteadas en el proyecto de la Ley Federal de Austeridad Republicana y en el Memorándum firmado por el Ejecutivo federal el 3 de mayo.

En su conferencia matutina de este lunes, el Presidente fue cuestionado sobre la afectación a la labor científica de estas disposiciones, a lo que respondió que está dispuesto a analizar el tema para que, en esos casos, los permisos sean autorizados por la titular del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, pero con base en criterios que impidan el “turismo académico”.

“Se va a resolver pronto, voy a hablar con la directora de Conacyt para que ella, con criterio apropiado, decida”, dijo.

“¿Qué criterios se van a aplicar?”, se le preguntó.

“Pues que sea lo más indispensable, que (el investigador) no vaya a hacer turismo político, que no vayan a pasear a costillas del erario, que sea lo que se necesite hacer, en este caso para beneficio de la ciencia, y que requiera del viaje, porque ahora se pueden hacer las cosas también por internet”, respondió.

En la petición en Change.org, especialistas acusaron que la situación es distinta a lo que plantea el Presidente.

“No crean lo que se dice sobre el ‘gasto excesivo’. En Cinvestav podemos usar hasta 20 mil 000 pesos al año para viaticos. ¡No alcanza para un viaje internacional! Hay que completar del bolsillo o de un proyecto específico. Y conseguir recursos de un proyecto es cada vez más difícil”, comentó la bacterióloga Gabriela Olmedo.

“Los científicos no necesitamos semejante tutela, y el Presidente tiene cosas mucho mas apremiantes que hacer”, aseguró, por su parte, Fernando Ramírez de Arellano, profesor de la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad Morelia.

Con información de Claudia Guerrero