Veronica Gascón Hernández
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Por ley, las empresas deben repartir el 10 por ciento de sus utilidades netas entre los trabajadores, lo cual es un porcentaje que debe modificarse porque afecta su competitividad, señalaron abogados laborales.

El viernes pasado, el sector privado y la Secretaría del Trabajo (STPS) acordaron topar el reparto de utilidades a tres meses de salario para cada trabajador. Sin embargo no se modificó el porcentaje debido a que eso es facultad de la Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas.

Un análisis del despacho De la Vega & Martínez Rojas advirtió que el tope que se estableció no resuelve el problema estructural que representa el 10 por ciento de reparto sobre las utilidades de las empresas.

“Las pequeñas y mediana empresas no pueden pagar utilidades sobre la base tres meses de salario a lo que les obliga el porcentaje del 10 por ciento, y que resulta, a su vez, anticompetitivo para las grandes empresas, situación que ha generado en gran medida la subcontratación de personal”, señaló el análisis.

Lo que se debería hacer, según los abogados, es que se revise el porcentaje de 10 por ciento fijado por la comisión mencionada, la cual está conformada por el sector privado, obrero y Gobierno.

Fue apenas el año pasado que se publicó la resolución del Consejo de Representante de la Sexta Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas que ratificó el 10 por ciento de las utilidades netas a repartir, lo cual tendrá una vigencia de 10 años.