Vecinos de la colonia Ferronales manifiestan su preocupación por las obras que lleva a cabo el Gobierno del Estado en el área aledaña del Complejo Tres Centurias que colinda con dicho asentamiento ante los posibles daños y afectaciones que causen a sus casas, así como a su entorno.

Habitantes de esta zona de la ciudad señalaron que en los últimos meses se han visto afectados con las diversas obras públicas que se realizan en las diferentes calles de dicha colonia ante el cierre de vialidades, el levantamiento de empedrado sin previo aviso desde el pasado mes de junio, lo que genera serios problemas de movilidad que afectan su vida diaria, además de estar en constante estrés ante la falta de información certera sobre lo que están realizando en dicha colonia.

Asimismo, dicen padecer el ruido propio de obras de alto calibre desde el mes de octubre del año pasado a la fecha, durante el día y hasta altas horas de la noche por las obras de Tres Centurias, impidiendo su sano descanso.

Ante las versiones de que se construye un centro comercial y un hotel en el Tres Centurias, a los vecinos les preocupa que tendrán como entrada de servicio y estacionamiento a dicha hospedería la calle Servando Canales en su cruce con Luis Ramírez, por lo que se convertirá en zona de paso de una mayor cantidad de vehículos y de transporte de carga para los que la colonia Ferronales no está preparada, al generar caos, sin considerar las consecuencias cuando se reanuden las actividades académicas de las dos escuelas primarias, el kínder y las secundarias, lo que generará otro tipo de desechos afectando el ambiente; además de atentar con el origen y preservación de dicho conjunto que es exclusivamente habitacional.

Tras una reunión con los vecinos de la Ferronales que presidió el director de Gobernación de la Secretaría General de Gobierno, Francisco García Armería, los colonos se manifestaron insatisfechos por la información expuesta de parte de la autoridad estatal tras afirmar que ésta fue incompleta al no centrarse en lo que son las obras del hotel y del centro comercial, que es lo que directamente les va a afectar.

Por lo pronto y a petición de los vecinos, a partir de este viernes las obras fueron suspendidas hasta en tanto la autoridad les entregue por escrito toda la documentación técnica de las obras que se realizan y luego entonces contar con otros 5 días hábiles para analizarla con apoyo de peritos especializados a fin de determinar las afectaciones y lo que puede proceder. “La autoridad quiere manejar una idea de modernidad, que estemos dispuestos a socializar con su proyecto, pero la Ferronales no lo necesita, pues nuestra colonia es patrimonial, al contrario, ellos tienen que buscar que se conserve y adaptar la modernidad a lugares como éste”.