Staff
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-El sector privado rechazó el plan del Gobierno federal para controlar los precios de alimentos y servicios de transporte ferroviario para ciertos productos de la canasta básica a fin de abatir la inflación.
El sector agropecuario propuso elevar la oferta, ya que topar precios desalentaría la producción y provocaría escasez, agravando con ello la seguridad alimentaria en México.
«Eso de controlar los precios de los alimentos no funcionaría por ningún lado, pues de entrada crearía un mercado negro y generaría especulación y una mayor inflación», sostuvo Francisco Chapa Góngora, tesorero del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).
Dijo que si se presenta desabasto se tendría que importar a precios elevados debido al conflicto bélico entre Ucrania y Rusia.
Héctor Garza Garza, presidente de la Asociación Mexicana de Productores de Carne de res, confirmó que este organismo, la Unión Nacional de Avicultores y el CNA se reunieron con el Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, y otros funcionarios para buscar acciones que mitiguen la inflación en los alimentos, pero rechazan topar precios.
El sector patronal aseguró que la manera en la cual las empresas pueden contribuir a que los precios no se eleven es sacrificando parte de sus utilidades, pero no con un tope a los precios de los productos.
La Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF) que dirige Iker de Luisa, destacó que el sector ferroviario considera erróneo controlar tarifas del transporte por ferrocarril para mercancías de la canasta básica.
Con información de Moisés Ramírez, Verónica Gascón y Saraí Cervantes

¡Participa con tu opinión!