Mara Xanath Quintanilla Salas 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- Para anular por segunda ocasión la elección de Monterrey, el PAN presentó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación una impugnación en la que acusa al PRI de rebasar el tope de gastos de campaña, coaccionar el voto y otras irregularidades.

El ex candidato albiazul, Felipe de Jesús Cantú, y el coordinador general jurídico del PAN, Raymundo Bolaños, acudieron ayer al TEPJF, en Ciudad de México, para presentar el recurso.

Los panistas aseguraron que el candidato priista Adrián de la Garza, que ganó la elección extraordinaria del 23 de diciembre por 1.9 puntos porcentuales, gastó 1.2 millones de pesos más del monto autorizado.

“El tope de gastos de campaña autorizado es de 2,102,717.97 pesos. El PRI y su candidato Adrián Emilio de la Garza Santos, con todo lo que se le ha contabilizado del estudio realizado en los días de campaña es de 3,309,820.00 pesos, rebasando el límite por 1, 207, 084.03 pesos, lo que equivale a un rebase del 57.41 por ciento”, reclamó Bolaños.

También, detalló el panista, existió una violación grave en la cadena de custodia de los paquetes electorales.

De igual manera, acusaron al PRI de coaccionar el voto de los regiomontanos al repartir la “Tarjeta Regia” y que durante la votación fueron enviados de manera masiva mensajes de texto en apoyo al candidato priista, violando la veda electoral.

Otro elemento a denunciar es que en las zonas donde Acción Nacional ha obtenido resultados favorables se indicaba que las casillas se encontraban cerradas y se pusieron lonas falsas.

Además, denunció, en las casillas se recibió el voto por personas no autorizadas y también existieron errores aritméticos y casillas que se cambiaron de lugar.

Asimismo, señaló el PAN, la denuncia presentada ante el Tribunal exhibe la existencia de campaña negra en contra de Cantú.