Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) presentó la primera demanda de amparo para impugnar la actualización de los Libros de Texto Gratuitos, que impulsa el actual Gobierno.
El recurso fue presentado el 27 de abril, pero no ha sido admitido a trámite, pues el Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa ordenó a la asociación quejosa hacer algunas aclaraciones.
“La impresión de libros de texto gratuitos de educación primaria y secundaria con contenidos religiosos, políticos e ideológicos que vulneran los principios a una educación universal, inclusiva y laica. La orden de mantener bajo un régimen inconstitucional de reserva y/o confidencialidad el proceso de actualización de contenidos de los libros de texto”, son algunos de los actos reclamados por la UNPF.
Advirtió que la inclusión de este tipo de contenidos puede “materializar fanatismos y prejuicios”, lo que prohibe el artículo tercero de la Constitución.
También se alega que el proceso de actualización es ejecutado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) sin participación de las asociaciones de padres de familia.
Creada en 1917, la UNPF, de tendencia católica y conservadora, defiende el derecho de los padres a intervenir en la educación de sus hijos, de acuerdo con sus creencias.
Está por verse si el juzgado, donde despacha un secretario en funciones de Juez, admitirá a trámite el amparo, y si una vez admitido, concederá alguna suspensión para frenar o matizar el rediseño de los libros.
Grupo REFORMA publicó el 6 de abril que la Dirección de Materiales Educativos de la SEP, que encabeza Marx Arriaga, buscaba sacar adelante en dos semanas la reelaboración de 18 libros de texto.
En la primera semana de marzo, la SEP convocó a maestros e investigadores a participar en el rediseño de los libros de Español, Ciencias Naturales, Historia, Geografía, Atlas de Geografía y cuadernos de actividades de tercero a sexto de primaria.