Veronica Gascón Hernández 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El sector privado analiza la reforma para que el Gobierno haga uso de las pensiones no reclamadas y advirtió que se debe garantizar su devolución en caso de que la persona trabajadora o sus familiares las quieran recuperar.

«El tema de pensiones es muy específico y tiene que ver con las que se dejaron sin cobrar. Sin embargo no se pierden; pasan a otro fondo y, cuando aparece el dueño de esa pensión, ahí estará», dijo Francisco Cervantes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Consideró que se debe reformar el proceso que implica reclamar las pensiones, para que sea ágil y seguro.

«Hemos estado insistiendo en la parte de la reforma administrativa y que el procedimiento sea digital para que sea más ágil y seguro. Ahora, aprovechando la coyuntura, lo hacemos con más firmeza», comentó Cervantes en entrevista.

Por otra parte, Rolando Silva, vicepresidente de Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), señaló que el Fondo de Pensiones para el Bienestar planteado por el Gobierno federal es solamente un «paliativo» o una «aspirina» que no llega al fondo de un problema que requiere mayor atención.

«Cualquier modificación que no se enfoque en prevención, sino en una postura reactiva, no es más que una ‘aspirina’ para un tema que requiere mucha más atención», expresó en la conferencia de prensa mensual del IMCP.

Resaltó que, de forma natural, el porcentaje de adultos mayores en México seguirá creciendo y no habrá una cantidad de recursos suficiente para cubrir el pago de pensiones de todos.

«Un fondo que se alimente de recursos que ni siquiera son recurrentes, como los provenientes de organismos autónomos, algunos fideicomisos, traspasos de una sola ocasión, por mejor invertidos que estén, jamás serán suficientes para solventar un tema de pensiones», mencionó.

Silva apuntó que la intención de tomar saldo de cuentas de pensiones no reclamadas de trabajadores es claramente insuficiente para fortalecer el Fondo, aunque consideró que tampoco implicaría un daño importante para dichos trabajadores.

El representante de los contadores consideró que el tema de jubilaciones de los trabajadores del País debe considerar una modificación en el patrón de ahorro desde el nacimiento o edades muy tempranas.